domingo, 11 de noviembre de 2007

Ante la caja tonta.

...él me mintió, él me dijo que me amaba
y no era verdad, él me mintió...”
Miguel, Verdaguer, Carballo.



Desde la hoja manuscrita
y con el reality show encendido
rompió mi garganta
mi garganta rota
una voz esparcida
en los tibios
-maldita sea- tibios columpios
de un día que araña la noche.

Ella sonreía de medio lao
algo decía una y otra vez.

Yo, por unas cuantas sílabas amordazada
en el debate que atropella
mi voz
perdida en una agonía densa
triste cantar ante la caja tonta
que estupidez
ser solamente una llama del odio.

No hay comentarios: