martes, 28 de diciembre de 2010

Hay.

Agujeros en el alma
no cualquier temple soporta
lunas que hacen recordar la infancia
y luego, tiernamente, nos asfixian
estrellas en el cielo negro, oscuro
de cada prójimo
el padre late en su sombra
la madre, desde su brillo estira su umbilical sueño.

tazas quebradas, platos rotos
sillas esperando
recuerdos de casas extraviadas
hay esperanza en la lluvia
y goteras que uno extraña cada verano.

jueves, 2 de diciembre de 2010

prosaica

…si pudiéramos algún día habitar nuestras palabras, tiznarnos de vía láctea la lengua y abolir las esperas innecesarias de andar, comer, calzar, producir, para hacer la sustitución covalente al verbo amatorio, si se pudiera ya de una vez inventar toda la ciencia, con sus subrepticios rincones de alma, con su anura destreza para poblar sin necesidad, de todas las chucherías posibles, la desgarradura que aqueja a todos los hombres, si pudiéramos balaustrar el andamiaje del tiemplo…