jueves, 29 de noviembre de 2007

mp3

“…él le dibuja en un papel
algo parecido a un corazón…”
Víctor Manuel

Gracias por las MP3
ochenteras
me pierdo en ellas
ahora mismo
Elton Jonh
parece un poco más hombre

la última canción te la dedico
es la historia de una par de deformes
que torpemente se unen
que a empujones de la vida van por ella
cursando clase obligatoria
con gestos similares al beso
parecidos a un abrazo
par de deformes
en medio de todo esto –que quien sabe qué será-
en este lento agotar los días.

Los imagino en un tentar infinito
en un palpar la boca
adivinar los ojos
en un tentar las manos
en un tentar hasta llegar tentando el alma
en sufrir ciego
avanzar mudo
abrazo tembloroso
que camina y camina sin otra razón
que la que baste para andar

y al contemplarlos
sus abrazos son los nuestros
deformes de la vida
imposibles
tontos
besos desgraciados.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Prefiero ser...

Prefiero ser mustia
antes que revelar los mensajes en el celular
mañanas inscritas en un terreno de penumbra, sudoroso

prefiero reír cortésmente
antes que dejar a carcajadas
evidencias
escenas de sábanas y piel
moteles, la cerveza embadurnando su reino en los tocadores
antros de mala muerte
bailando en el centro de la pista una ranchera
con borrachos y prostitutas pululando

prefiero decir y no decir nada
y ser la mustia
la absurda y feliz hipocresía

prefiero ser la mustia
la putita seria
que escribe versos con epígrafes de filósofos
y por las tardes lee y relee
tus frases mas calientes
recordando a Sabines
-por lo de la mano en el sexo-
igual que a Borges o Schopenhauer
las misma putita que te lame el oído
la misma que escucha tus versos
y se ruboriza
solo un poco.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Ante la caja tonta.

...él me mintió, él me dijo que me amaba
y no era verdad, él me mintió...”
Miguel, Verdaguer, Carballo.



Desde la hoja manuscrita
y con el reality show encendido
rompió mi garganta
mi garganta rota
una voz esparcida
en los tibios
-maldita sea- tibios columpios
de un día que araña la noche.

Ella sonreía de medio lao
algo decía una y otra vez.

Yo, por unas cuantas sílabas amordazada
en el debate que atropella
mi voz
perdida en una agonía densa
triste cantar ante la caja tonta
que estupidez
ser solamente una llama del odio.